No todo es Coaching

Carlos A. Coach / Blog  / No todo es Coaching

No todo es Coaching

Veo en Instagram un post que anuncia un taller de Deco Coaching, que consiste en “aplicar técnicas en tu hogar para empezar el curso con una casa organizada, con estilo y con armonía”. ¿Para qué se añade a casi todo, y de manera indiscriminada, el concepto Coaching? Hace un tiempo, me apunté a una academia de inglés en la que disponía de un English Coach. O lo que es lo mismo, lo que siempre hemos conocido como tutor o profesor. Bien es cierto que la traducción literal al castellano, tampoco ayuda. Las acepciones de Coach son coche, vagón, carroza, autocar, instructor o entrenador. Y las del verbo To Coach son enseñar, preparar o entrenar. Cuando me preguntan, “Carlos, ¿qué es el Coaching?” hago referencia a la definición de la International Coach Federation (ICF) que indica que se trata de un “proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que inspira a las personas a maximizar su potencial personal y profesional”. Proceso, entendido como la acción de ir hacia adelante durante un transcurso de tiempo y que parte del presente hacia el futuro; de acompañamiento, ya que trabajaremos de tú a tú; reflexivo, ya que te formularé preguntas a través de las que obtendrás tus propias respuestas; y creativo, porque acortarás distancias entre tú y tu objetivo, para maximizar tu potencial personal y profesional. Por tanto, verás que ni doy instrucciones ni voy a enseñarte nada. El protagonista de tu vida eres tú, y lo que yo hago es acompañarte en el proceso de cambio que deseas. Tampoco hay que confundir el Coaching con la terapia o con el asesoramiento. Dicho esto, hay que saber que no todas las personas que dicen serlo se han formado como Coach, y que no todo es Coaching. Por mucho que se quiera tirar del hilo…